Asunto cotidiano

La gente caduca enfilándose a la soledad
Dos metros de residuos viejos en esta ciudad
Algunos no pueden dormir
Algunas no dejan vivir

Las nubes grisáceas del centro no dejan soñar
Amorfas nublando la vista y dejando al pasar
Un hombre con mucho dolor
Tendido en el suelo pensando en su Dios

Errantes van esas sonrisas mirando al andar
Los miles de llantos, el frío, el caos total
Las filas de autos sin fin
Las filas repletas de gentes sin fin

Las nubes grisáceas del centro no dejan soñar
Pero es que mi sueño de pronto se ha vuelto verdad
Y paso y suspiro y así
Trajino las calles de donde viví

La gente inclemente explota sin ganas de amar
Al ritmo de tacos alegan si vienen o van
Y yo, al ritmo de tu voz
Me enredo un tu pelo y veloz
Te arropo en mi corazón

Detengo la prisa y te canto una dulce canción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s