Atrevimiento

A ratos te habito

y por hábito el frío

fielmente me coarta

hacia el infinito.

Un rato te grito,

un momento y me visto,

repaso tu aroma y

a ratos no existo.

 

Voy a aprender a mirarte, mi negra,

a nadar en tus labios, bucear tus caderas,

Habitar tus palabras

Y refugiar tus suspiros violetas.

Dibujar en tu lengua

Bocetos de historias de fuego y estrellas.

Aprenderé a besarte

Cuando te decidas por fin a mirarme.

 

Llévame dónde no nos encuentres

para que la luz refresque y te escapes lentamente

y yo pueda seguir tu mirada y perderme,

arrancarme del sueño y volverme presente.

¿No crees que es mejor hablarlo de frente?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s