Bufones

El sol respira, el mar se anima

pero tú no lo ves.

No miras cómo el pasto brilla,

tú piensas que después

llegarás lejos pero pronto te tocará perder.

Mañana mismo yo me encargo

de darte tantas sonrisas que brisas provocando

van con el carnaval.

Valiente es el que mira el mundo con ojos de arrabal,

que mira al sol desvanecerse, las olas que se van,

el brillo de los pensamientos,

las penas que se esconden tras largos monumentos

de héroes que el mundo vio pasar.

De rayar se va mi vida

entre La Florida y la paupérrima ciudad

que engatusa, uniforma e inyecta su norma,

más colores y ritmos, saltimbanquis con sus piruetas van

acompañando a dos bufones que intentan caminar

por Baquedano, flor en mano,

sonrisa de puñal.

La gente ya se hace la lesa,

ejército de resignados, entregados

a este mundo sucio y sin pasión,

encadenados a los precios,

esclavos del bestón

y un bufón pierde su magia, se enreda en el montón

el otro llega a Bellas Artes riendo sin pudor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s